La Institución

 

El ICLAM se constituye en el organismo integrador de espacios políticos y geográficos, porque la Cuenca del Lago de Maracaibo pasa por encima de los Municipios y Estados que lo conforman, para atender un problema que no tiene dueño y al cual todos deberíamos abocarnos, porque todos tenemos un papel importante que cumplir, ya que de una u otra forma todos somos parte de este hermoso y bondadoso ecosistema.

El Plan de Saneamiento del Lago de Maracaibo, visto así, globalmente, está hoy en plena ejecución. Iniciativas emprendidas en los estados andinos de la Cuenca, la investigación como irrenunciable soporte y la construcción de obras concretas como los Sistemas de Tratamiento en Maracaibo, Cabimas y Ciudad Ojeda, en el Estado Zulia, así lo confirman.

Mas, no existe política ambiental, proyecto de investigación, ni inversión en obras, que sin apoyo social revista sentido.

Ello da cuenta del compromiso de todos en la tarea democrática y participativa del rescate del Lago de Maracaibo y su Cuenca, tarea en la cual cada paso dado por el ICLAM, en su propósito de «rescatarlo a toda costa», es el merecido tributo a un lago en cuyas aguas descansan las posibilidades de crecimiento, desarrollo y vida sana para las generaciones futuras. El ICLAM es el ente nacional designado por el estado venezolano para ejecutar las funciones de promoción, planificación, programación, coordinación y evaluación de las acciones necesarias para mejorar, preservar y controlar la vida de este gran sistema natural.

El Instituto para el Control y la Conservación de la Cuenca Hidrográfica del Lago de Maracaibo (ICLAM) es un organismo autónomo, adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y Aguas, creado por Ley el 28 de diciembre de 1981, con el propósito de lograr el manejo sustentable y racional de los recursos naturales de la Cuenca del Lago.