LA ALBAHACA, UNA PLANTA MEDICINAL QUE PUEDES CULTIVAR EN LA CASA

 

La medicina natural es una práctica milenaria que consiste en tratar enfermedades y malestares a través de métodos naturales; bien sea con plantas, semillas, frutos, entre otros. Resultando así una alternativa, paralela a la farmacología y con resultados evidentes.

En Venezuela, al igual que en el mundo, esta práctica ancestral había sido relegada por los fármacos; a pesar de  ser económica y efectiva. En la actualidad la medicina naturista ha retomado su popularidad y se considera como una opción para curar enfermedades, desde las más leves como un resfriado, hasta las más severas como el cáncer.

En esta oportunidad compartiremos los usos de algunas plantas medicinales de fácil cultivo; todas orientadas a tratar malestares comunes y con la facilidad de poder ser plantadas en su patio o en un pequeño matero. La Albahaca, aunque su uso más común es como especia también tiene  importantes  propiedades curativas. Su nombre científico es Ocimum basilicum y es originaria de la India.

Benedicta Valbuena tiene 80 años edad y asegura que no hay mejor remedio para el malestar estomacal que la infusión de albahaca. Con esta preparación ha aliviado a sus 3 hijos, 22 nietos y vecinos por años. Valbuena, afirma que la Albahaca nunca le falla, cuando a alguien le duele el estómago ella le prepara una toma y logra aliviarlo al poco tiempo.

 

“En la cocina también la uso, si le pongo a la salsa de la pasta  le da un olor y sabor especial,  siempre me resulta”, añadió.Eudo Alvarado, ingeniero agrónomo, describe a la Albahaca como una planta que requiere gran cantidad de luz y calor, por lo que es ideal para sembrar en nuestras tierras. Se puede conseguir con facilidad en cualquier vivero y sus semillas se desarrollan con mucha rapidez.

Alvarado, recomienda hacer la recolección de sus hojas cuando estén tiernas; así mismo, afirma lo efectivo de sus poderes curativos cuando hay malestares estomacales. Para problemas digestivos, cólicos y gases se puede preparar una infusión de un puñado de hojas frescas (15 gramos aproximadamente) diluidos en un litro de agua. Se recomienda tomar una taza después de cada comida.

De igual forma, se puede combatir el mal aliento con el uso de la albahaca si se hacen gargarismos. Se prepara un cocimiento de 100 gramos de hojas secas diluidas en un litro de agua. Las embarazadas o en período de lactancia deben abstenerse ya que consumir esta planta puede generar contracciones uterinas.

Si está buscando una planta de albahaca lista para trasplantar, puede comunicarse con El ICLAM (Instituto para el Control y la Conservación de la Cuenca del Lago de Maracaibo), quienes cuentan con un vivero donde propagan esta planta medicinal. Para ello, puedes escribir al correo prensaiclam@gmail.com o a través de las redes sociales de la institución.

 

Autor entrada: iclamzulia